El nuevo Código de Convivencia de La Plata ya es un hecho. Impulsado por el oficialismo y en particular por el intendente Julio Garro, el Concejo Deliberante de la ciudad lo aprobó tras reunir 14 votos a favor y 10 en contra.

Entre los que opusieron al proyecto, que ya es una realidad, emergen las organizaciones sociales y los legisladores del Frente de TODOS. Y es en ese contexto que Luis Arias, el candidato que encabeza la lista por el mismo partido para las próximas elecciones, dio a conocer su postura: “

El mal denominado Código de Convivencia no es tal sino que constituye un Código Contravencional donde se tipifican determinadas conductas como ilícitos; es como si fuera un Código Penal de menor jerarquía”.

Entre los argumentos expuestos por el oficialismo resalta la idea de ponderar el espacio público como “lugar de buena convivencia para que todas las personas puedan desarrollar sus actividades en libertad”.

Sin embargo, es el mismo concepto de democracia en el que descansan los argumentos del candidato de TODOS: “Se habilitaría y legitimaría una situación que ya se viene dando per se, como es la eliminación de los pasacalles y la publicidad política de la oposición en la ciudad, particularmente del FDT”, para manifestar luego su preocupación respecto “de las previsiones tendientes a criminalizar la protesta social, así como otras expresiones en la vía pública”.

Y es precisamente ese punto el que a Luis Arias le genera mayor preocupación, puesto que – en sus palabras – existe el riesgo de que la normativa “avance también sobre derechos consagrados constitucionalmente, como el derecho a la protesta”, y que “implique la penalización de las conductas fundamentalmente que desarrollan las personas ‘indeseables’ para ciertos sectores sociales o fundamentalmente para el intendente, como los trapitos, los manteros o quienes desarrollan actividades en la ‘zona roja’”.

La aprobación del nuevo código fue celebrada entre los principales referentes de Juntos en la ciudad. Julio Garro manifestó en su cuenta personal de Twitter que la normativa “es el resultado de un verdadero debate democrático (…) en donde se valore y se respete al otro”.

No obstante, pese a que el Código de Convivencia ya fue aprobado en el Concejo y que el intendente subrayó que su reglamentación debería resolverse en los próximos 10 días, la disputa aún podría tener un nuevo capítulo.

Desde el Frente de TODOS, luego de una reunión tras la sesión, indicaron que propondrán una “instancia superadora, en la que se expresen todas las voces, sin excepción, construida a partir del diálogo y el consenso”.

Al respecto, Luis Arias apoya esta postura desde la concepción antijurídica del nuevo Código, explicando que “avanza sobre derechos constitucionales como el de la protesta; avanza contra la democracia, al pretender legitimar conductas como eliminar los carteles en la vía pública, y atenta contra el desarrollo del comercio porque existen previsiones en el Código que corresponden a la competencia nacional”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *