Pocos saben que en la pequeña localidad italiana de Paderno Dugnano, cerca de Milan, se fabrica el galardón más deseado del fútbol: la Copa del Mundo

1- La Copa original está hecha de oro sólido de 18 kilates, pero sus réplicas están fabricadas en plata con un baño en oro.

2- En el taller de GDE Bertoni, ubicado en Italia, se fabricó el trofeo original que mide 36.8 centímetros con una base de otros 13 centímetros y unos anilos de malaquita.

3- Después de fundir el metal, enfriarlo y pasarlo por el baño de oro, la réplica está lista para entrar en los detalles.

4- El trabajo es manual en el taller de la marca italiana para definir los detalles del trofeo como las figuras humanas, el planeta y la base.

5- En algunos casos los espacios son tan pequeños que toca recurrir al cincel y al martillo.

6- Una vez se ha concluído con lo detalles, la réplica de la Copa del Mundo es brillada para darle ese toque resplandeciente.

7- Luego se vuelven a retocar algunos elementos y entra en la fase final.

8- Con mucho cuidado la malaquita ha sido ubicada en la base, por lo que solo resta limpiar la Copa.

9- Cuidadosamente, los artesanos de GDE Bertoni limpian el trofeo que está listo para ser entregado.

En definitiva, una obra de arte que solo muy pocos han podido alzar a lo largo de la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *