Cuando pensamos en una momia, se nos viene a la cabeza, aquel personaje de la infancia envuelto en telas blancas ¿verdad?. Pero realmente una momia es todo aquel organismo que ha sufrido un proceso de momificación, es decir, conservar los tejidos blandos posmortem, para evitar la descomposición.

Los procesos pueden ser naturales o artificiales. En el caso del escritor uruguayo, Matías Behety, nació en 1949 en Montevideo y falleció de tuberculosis en 1885, a sus 35 años, se considera que su momificación se dio de modo natural. Creer o reventar.

               Se cree que los motivos de dicho proceso natural pueden ser: por un lado, el aislamiento hermético del cadáver, que impide la acción de agentes biológicos como los insectos, y la demora en la autólisis, que es la actividad enzimática de las células durante la descomposición de los tejidos. Y por otro lado hay algunos que sostienen que se debe a su alto consumo de alcohol u otros que era por la cal que se le daba por su enfermedad. Lo que si esta claro, que no hay unanimidad de este proceso que se dio con el poeta.

                José Peralta, el administrador del cementerio de Tolosa, cerrado en 1896 por falta de capacidad y serios problemas estructurales, manifestó que “el cajón contenía una momia de cuerpo entero y máscara intactas, de ojos semicerrados, con su dentadura superior al descubierto de una mueca risueña, atada la cabeza con pañuelo cuyas puntas simulaban la mariposa de una corbata de moño, la cabellera larga y descolorida, las ropas interiores y exteriores en perfecto estado”. Se lo bautizo entre los vecinos y vecinas de Tolosa como “la momia de Tolosa”.

            El escritor se convirtió en leyenda, pero no por su poesía. En las búsquedas que se realice con su nombre se encontraran con el mito de la momificación, más que por sus trabajos como poeta. Le construyeron un hipogeo en el cementerio, tal y como se muestra en la imagen.

Quedan todes invitades al cementerio de La Plata, en búsqueda de la capilla subterránea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *