Todavía escucho las sirenas y los gritos
La radio prendida toda la noche
Las llamadas que no entraban
Los mensajes que no llegaban
El silencio del más urgente amanecer
Veo a los vecinos en los techos
Los autos ardiendo y flotando
El agua haciendo remolinos


Dejando marcas, Llevándose todo

Las casas desmanteladas en las veredas
Siento la urgencia y la desolación
Los pies mojados


El sabor de una chocolatada inesperada
El calor de un buzo
Y de los abrazos con desconocidos

Con estas líneas y una gran referencia , lo reflejó la colega Daniela Gian en sus redes, haciendo cobertura de una conmovedora iniciativa realizada por el TAller de ARtes Combinadas, de la FBA de la UNLP.

SMS enviados durante la inundación de #LaPlata💌 10 años atrás

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *